Esclavitud Interna

28 12 2008

15Una esclava siempre tendra ese sentimiento interno de su yo intimo de serlo.

No me refiero al sentimiento sumiso o al que experimenta una sumisa.

Me refiero al que experimenta una esclava. Ese sentimiento de entregarse en forma completa a su dueño. Ese sentimiento que la hace despojarse de todo para no teniendo nada poder alcanzar ese estado donde tampoco necesita nada mas que aquello que su dueño quiera darle. En el fondo si se pudiera dar de forma ideal esto, serìa la esclava el ser mas libre que pueda existir.

Este sentimiento a mi parecer muy personal, no es algo que todos puedan experimentar. Considero que eso de alguna forma se trae, que se nace con esa capacidad de experimentarlo. A veces me he preguntado si en el pasado genetico de  las personas no traemos ciertas cualidades y/o defectos ancestrales. Es curioso como por ejemplo en estos tiempos la naturaleza sigue mandando sobre nuestra propia naturaleza. Esta probado que muchas de las causas de que despues de una dieta se experimente el famoso rebote es a causa de que al estar privado el cuerpo de ciertas sustancias, como grasas, azucares, etc por largo tiempo, el cuerpo intterpreta esta situacion como una epoca de escaces. Cuando se le vuelven a proporcionar por minima que sea la cantidad tratara de guardarlos nuevamente como reservas y lo mas curioso es que guardara todo lo que se le proporcione. Todo esto me viene a la cabeza porque si bien como decia creo que ese sentimiento de esclavitud es algo que una esclava trae consigo, tambien es cierto que este sentimiento una vez que se ha sacado a flote y que se tiene conocimiento por parte de la esclava del mismo, se convierte en una necesidad el poder darle salida al mismo. Y de igual forma se convierte en una necesidad el ir incrementandolo y desarrollandolo. Es parte del trabajo del dueño de la esclava el hacer todo lo posible para que esta crezca en su esclavitud, que  ese sentimiento lo tenga cada vez mas claro y mas intenso.

En mi experiencia con lila, que es de la que puedo hablar, me he dado cuenta que de tiempo en tiempo tengo que llevarla a limites que le hagan tener plena conciencia de que es mi esclava, que eso desea ser, que su naturaleza se lo pide.

No soy partidaria der que una esclava se convierta en la sirvienta de su dueño. En que se abuse de esa condicion, de ese don, de esa entrega para ahorrarse por ejemplo el sueldo de una empleada. Creo que mi obligacion como dueña de lila es hacer que alcance hasta donde sea posible ese estado de libertad en su esclavitud del que hacia mencion. Si alguna tarea le ayuda  a eso pues entonces se la dare.

Retomando lo que decia respecto que de tiempo en tiempo considero que debo llevar a lila a limites que le hagan tomar plena conciencia de lo que es. La mejor forma que he encontrado de hacerlo es algo a lo que yo me refiero como “romperla”. Con eso me refiero al llevarla en una sesion o una serie de sesiones a que se produzca una situacion donde ella rompa con la lila mujer, la lila amante, etc. para dejar salir plenamente a la lila esclava. Cuando considero necesario hacerlo nunca se lo comento, ni se lo digo.

teniendo en cuenta las caracteristicas de que lila es no solo sumisa si no tambien es masoquista, se me abren mas camisnos y formas para llevarla a ese estado.

Trato de no combinar esas fromas o al menos que sea una de ellas la que predomine en esa sesion.

Normalmente puedo decir que son tres fromas generales las que utilizo.

Una es el placer, otra el dolor y otra la humillación

La del placer se trata de llevarla a estados donde su placer se convierta en algo extremo. Una forma de esto es por ejemplo el llevarla continuamente a estados preorgasmicos y evitar el que termine para volver a empezar. Otra forma es el de hacerla que experimente multiples orgasmos. Este tipo de acciones las llevo hasta el punto donde lila sienta que no es otra cosa mas que mi propiedad, que su cuerpo y su placer me pertencen, que no es nada mas que lo que yo quiera que sea

La del dolor y aqui hago el parentesis de que no llamo castigo a este tipo de practicas incluso no soy afecta al termino tortura tampoco. La del dolor como decia es llevarla a puntos maximos de dolor incrementando este poco a poco hasta el punto en que ella sienta que no es nada, que es mi propiedad y que puedo hacer con ella lo que me plazca.

Por ultimo la de la humillaciçon es de igual forma parecida. Es decir llevarla al punto donde se de cuenta que es lo que yo deseo que sea porque me pertenece.

En todo esto no trato de anularla como persona, nada mas lejos de ello. Ella sabe todo lo que significa para mi. Esto le ayuda a que se de cuenta que sindo algo mio, tan mio, no debe importarle nada mas que lo que yo sienta por ella, lo que yo piense de ella, lo que yo quiera que haga.

Esto termina siempre o casi siempre en un estado no se como llamarlo quiza mistico, o de entrag total, que es tremendamente no digo gratificante ni placentero, repito tremendamente hermoso, bello, por definirlo de alguna forma que no encuentro palabras adecuadas para hacerlo. Es un estado que nos dura por varios dias de forma intensa. No se puede describir lo que me hace sentir lila cuando manifiesta en ese estado que no desea nada mas que pertenecerme, que ser mia, que hacer y ser lo que yo quiera que sea. Y creanme que no son solo palabras o expresiones, quiza se puede pensar que esas palabras son solo una forma de que termine, que cese la actvidad, que sean solo palabras para halagarme, pero hay cosas que no pueden mentir, sus ojos, sus lagrimas, su cara, su lenguaje corporal, su forma de acurrucarse en mi regazo y hacerme sentir que la protejo. 

El romper a lila implica un gran desgaste fisico, mental y emocional para ambas, pero sinceramente cuando logramos hacer salir de forma tan intensa ese sentimiento tan grande de esclava por parte de lila y el de protección total hacia la propiedad más preciosa que alguien puede poseer por parte mia, es algo que vale la pena todo el esfuerzo y desgaste.

Amanda





Regreso a la rutina

23 11 2008

Este sábado he regresado a la rutina marcada por la Sra. Amanda a esta su esclava.

Dicha rutina marca el actuar y mis tareas diarias. Va desde la hora de despertar hasta la hora de descanso y de dormir. Nuevamente al ser eliminados mis privilegios, no podre usar el mobiliario, ni sentarme a comer con Mi Dueña, ni vestir otra cosa que mi collar y los restrictores mientras permanezca en casa. Rutina a la que ya estaba acostumbrada y era ya parte de mi vida diaria, pero que en las ultimas semanas mi dueña había permitido ciertas libertades.

Es una rutina que por otra parte me hace sentirme más facilmente lo que soy. Su propiedad, su objeto.

Este fin de semana ha sido un poco dificil el empezar nuevamente con la rutina, pero me adapto rapidamente.

El sabado fue especialmente dificil ya que decidio jugar con su esclava. Una sesión de bondage algo larga que combinada con algo de dolor aplicado, me dejo algo adolorida aunque debo reconocer que la disfrute mucho. Después de todo que recompenza mejor puedo tener que ver que disfruta de mi persona y que le gusta que su esclava la complazca y le sirva.





Consejos

10 11 2008

En la semana habia quedado con Alejandra una Domina amiga nuestra, que pasaria con nosotras este fin de semana. Sin embargo el viernes por la tarde me avisaron que tenìa que estar el sábado en una reunión de la compañia en otra ciudad.

Trate de comunicarme con Alejandra pero ya venia en camino. El sábado con toda la pena del mundo tuve que dejarla en compañia de lila.

Durante la noche del viernes charlamos un buen rato las tres y salimos a tomarnos una copa. Ya solas las dos lila y Yo, le indique a lila que la dejaría bajo las ordenes y el cuidado de Alejandra.

Alejandra sería su dueña hasta mi regreso.

No le extraño mi orden ya que en una ocasión anterior ya se la había cedido y no hubo el menor problema y estuvo como debe ser dispuesta a acatar mis deseos.

A mi regreso el Domingo me tope con la novedad de encontrarme a una lila, docil, sumisa, respetuosa y no es que no lo sea normalmente, pero había algo diferente. Ya en casa nuevamente note ese cambio.

Alejandra después de que me puse comoda me dijo que deseaba hablar conmigo a solas. Le respondi que me gustaría que lo hiciera delante de lila ya que no hay secretos entre ella y yo. Me dijo que no tenía inconveniente en hacerlo y me hizo los siguientes comentarios:

Como me dejaste a mi cargo a lila, debo decirte que debes sentirte orgullosa de ella. En general es una estupenda esclava, sin embargo creo que debes ser un poco mas extricta, creo que la tienes muy consentida.

Abri los ojos como platos y le pregunte que si se había portado mal, que si le había desobedecido o le había faltado.

Descuida, me respondio. lila es hermosa en todos sentidos tiene una gran entrega, no tengo quejas de su comportamiento, simplemente pienso que esta muy consentida. Creo que debes ser un poco más exigente con ella porque estoy segura que puede dar muchisimo más. Simplemente creo que por su propio crecimiento que ha tenido es hora de que se le exija un poco más en todos sentidos. Por ponerte un ejemplo:

lila – dijo, dirigiendose a lila- y a continuación hizo un ademan con la mano señalando hacia donde yo estaba sentada.

lila de inmediato se puso de rodillas en posición de espera frente a mi.

Quiza esto para ti no tenga importancia, -dijo- pero lila ha crecido mucho en su esclavitud y debes seguir con su entrenamiento. Es solo una sugerencia. Sabes que las dos son muy queridas y son parte de mis afectos, por eso me atrevo a decirte esto. Como pareja consientela, consientanse, pero como Dueña de lila, debes ser exigente con tu esclava, debes marcar muy bien esos dos roles y ser clara cuando la estas tratando como tu amor y cuando como tu propiedad, para que no haya confusión en ella.

Por otra parte debo también decirte que debes cuidarla mucho, es una esclava que muchos desearimos tener, tiene un gran tesoro en ella.

Después de esta conversación lamente aun más el no poder haber compartido con Alejandra el fin de semana.

Alejandra vaya desde aqui mi afecto y mi cariño para ti.

Gracias por todo

Amanda